¿Quieres saber si puedes reclamar por una tarjeta revolving a tu banco? Seguramente tu tarjeta sea una tarjeta revolving si llevas mucho tiempo pagando las cuotas mensuales sin llegar a conseguir cancelar la deuda. En este caso, la cancelación del contrato se presenta como la solución para poner fin a la deuda y los intereses.

Antes de reclamar por una tarjeta revolving para conseguir que el contrato se cancele y te devuelven lo que has abonado de más, debes saber cuándo se puede reclamar por una tarjeta revolving. Te lo explicamos a continuación.

 

¿Qué son las tarjetas revolving?

Según el Banco de España, cualquier tarjeta de crédito que permita pagar en forma de cuotas mensuales es una tarjeta revolving.

Las tarjetas revolving son un tipo de tarjeta de crédito que permite que las compras, con un límite de crédito fijado, se abonen a plazos. Así, se puede aplazar el pago aplicándose intereses, a diferencia de al contado como con una tarjeta de débito, por ejemplo. Lo habitual es que se pague una cuota mensual fijada o un porcentaje de la deuda.

Las tarjetas revolving, también denominadas rotativas o renovables, son consideradas en muchas ocasiones abusivas. Esto se debe a que los intereses de una tarjeta revolving pueden superar el 25% del TAE, pudiendo considerarse usura.

 

¿A partir de qué interes se puede reclamar por una tarjeta revolving?

Antes de proceder a la reclamación, debes saber a partir de qué interés se considera usura una tarjeta revolving.

En su sentencia, el Tribunal Supremo no indica ninguna cifra marcada a partir de la cual se puede reclamar. No obstante, aclara que los intereses usuarios son aquellos notoriamente superiores al interés medio de las tarjetas de crédito. Este es del 19.67%. Por tanto, si el interés que estás pagando por tu tarjeta revolving oscila entre el 18% y 20%, seguramente puedas reclamar. Si este supera el 25%, no cabría duda.

Llegados a este punto, debemos destacar la Ley de 23 de julio de 1908 de Represión de la Usura, fundamental para aquellos que quieran reclamar por su tarjeta revolving y recuperar el dinero pagado de más.

 

¿Qué reclamar por tu tarjeta revolving?

Dependiendo de si has pagado más de lo prestado o aún no lo has llegado a pagar, podrás reclamar judicialmente unos gastos u otros.  Aclaramos qué reclamar por tu tarjeta revolving distinguiendo entre estos dos casos:

  1. Si has pagado más de lo que el banco te ha prestado, puedes reclamar judicialmente la nulidad del contrato y la cantidad que hayas pagado de más y los intereses, además de las comisiones y el seguro.
  2. Mientras, si no llegaste a pagar lo que se te prestó, puedes reclamar la nulidad del contrato, la devolución de los intereses, las comisiones y el seguro. En este caso deberás pagar al banco el importe que te hubieran prestado y está aún pendiente de pago.

 

¿Qué puedo conseguir en una reclamación por tarjeta revolving?

Tanto si reclamas de forma extrajudicial o judicial, estos son los dos supuestos que se pueden dar si decides reclamar por tu tarjeta revolving al banco:

  • Conseguir la nulidad del contrato y que te devuelvan todos los intereses.
  • Un nuevo contrato y recuperar la diferencia de dinero entre el interés del nuevo contrato y el que ya pagaste en el primero.

 

¿Cómo reclamar tarjeta revolving?

Sabiendo cuándo se puede reclamar por una tarjeta revolving y qué puedes conseguir, te explicamos cómo reclamar. Puedes reclamar por tu tarjeta revolving a través de la reclamación extrajudicial o vía judicial.

Reclamación extrajudicial

Para reclamar los intereses abusivos a nuestro banco mediante reclamación extrajudicial deberemos presentarle presencialmente o telemáticamente una carta de reclamación, por ejemplo en forma de burofax. Esta deberá solicitar la nulidad del contrato y la devolución de los intereses.

Cuando el banco reciba la carta de reclamación, tendrá un plazo de 2 meses para contestar. En el caso de que haga caso omiso a tu reclamación, pasaremos a la vía judicial.

Vía judicial

Para reclamar por tu tarjeta revolving a través de la vía judicial deberás interponer una demanda ante el Juzgado de Primera Instancia. En este caso, debes tener en cuenta que el proceso puede alargarse bastante. Asimismo, si el juez no considera que existe usura, el contrato continuará y el demandante habitualmente deberá pagar las costas judiciales y los gastos de abogado.

¿Quieres reclamar por tu tarjeta revolving? En Wizu, especialistas en gestión de cobro e impagados, te ayudaremos y asesoraremos a lo largo de todo el proceso. Solo cobramos si tú cobras, sin ningún tipo de pago sorpresa. Te animamos a contactar con nosotros.