Esta semana el Consejo de Ministros ha aprobado la tramitación del Informe del Anteproyecto de Ley de Reforma de la Ley Concursal. Entre las novedades, encontramos el hecho de que los autónomos no tendrán que vender sus negocios para saldar sus deudas durante un concurso de acreedores. Asimismo, también se prevé la creación de un nuevo concurso específico para las pequeñas empresas.

El documento no ha sido publicado aún y expertos concursales defienden otro tipo de modificaciones dada la “inseguridad jurídica” de la reforma, dicen. Como vemos, esta nueva legislación será decisiva para las pymes y autónomos.

 

Autónomos no tendrán que vender su actividad para pagar deudas

Este Anteproyecto de Ley de Reforma de la Ley Concursal sigue las líneas de la Directiva (UE) 202971023, la que obliga a los estados miembros a tramitar legislaciones que protejan a aquellos deudores de buena fe.

Entre los cambios normativos en materia de insolvencia empresarial, encontramos que los trabajadores por cuenta ajena tendrán la posibilidad de no vender sus negocios para saldar sus deudas. Hasta ahora, los autónomos han presentado responsabilidad ilimitada, esto es, en caso de tener deudas pendientes de pago, deben hacer frente con la totalidad de su patrimonio. Mientras, las empresas únicamente lo deben hacer según el capital aportado. Estas modificaciones se incluyen en la reforma de la Ley de Segunda Oportunidad, incluida a su vez en el Anteproyecto de Ley de Reforma de la Ley Concursal.

De esta manera, las personas físicas no deberán vender la totalidad de su patrimonio; así como los autónomos no deberán vender su actividad para el pago de sus deudas. El objetivo es, como se dijo este martes en el Consejo de Ministros, “incentivar a los beneficiarios a continuar con su actividad laboral o empresarial y posibilitando una segunda oportunidad realmente efectiva”.

La novedad presentará un período máximo de 3 años. Además, en el caso de que no se venda la vivienda habitual de la persona deudora, la duración se ampliará a 5 años.

 

Creación de un nuevo concurso específico para autónomos

Por otro lado, encontramos otra novedad crucial para autónomos y pymes: la creación de un nuevo concurso específico para autónomos y pequeñas empresas de un tamaño inferior a 10 trabajadores. Así, se busca que autónomos y pymes pongan solución a sus problemas de impagos lo antes posible.

Desde Moncloa, indican que, después de la previa negociación con los acreedores con una duración máxima de 3 meses, el proceso se dividirá en dos alternativas:

En primer lugar, en caso de que acreedor y autónomo lleguen un acuerdo, este último tendrá acceso a un plan de continuación adaptado y rápido.

Mientras, si no se alcanza un consenso, mediante una plataforma telemática se procederá a una liquidación rápida y estructurada. Se seguirá este procedimiento únicamente en los casos de negocios insolventes.