Si tienes una empresa, seguramente en algún momento te encontrarás con algún cliente que se retrase en el pago, o incluso se niegue a pagar. ¿Qué hacer si un cliente no paga la factura? En este punto, es importante una correcta gestión de cobro e impagados para evitar que nuestra empresa tenga problemas de liquidez. Sabemos que este proceso puede ser muy frustrante, sobre todo por encontrarte a un cliente moroso que desaparece tras entregarle la factura después del esfuerzo en ofrecer ese bien o servicio. En primer lugar, calma, aunque podamos desesperarnos ante el impago de un cliente, en todo momento deberemos mostrar profesionalidad y tener paciencia.

No todos los clientes morosos son iguales y presentan las mismas características y problemáticas. Para conocer los diferentes tipos de clientes morosos y cómo actuar con cada uno de ellos sigue leyendo a través de este enlace.

A continuación, te explicamos qué hacer si un cliente no paga la factura:

 

¿Cómo gestionar los impagos de tus clientes?

Te indicamos una serie de recomendaciones si tu cliente se retrasa en el pago llegada la fecha de vencimiento de la factura.

Aviso de impago

Aunque los impagos pueden generar ansiedad y frustración, debes mantener la calma y confiar en que el cliente acabará pagando. Puede que el cliente esté pasando por un mal momento financiero personal y esté dispuesto a pagar en un futuro próximo, o bien, que el impago se deba a un simple despiste. Por tanto, puede que el problema se solucione recordándole de forma cordial que debe efectuar el pago. En ningún momento muestres faltas de respeto ni cometas estos errores al intentar cobrar una deuda.

Es importante que contactes con el cliente lo antes posible. Si han pasado uno o dos días desde el impago de la factura es aconsejable que no dejes pasar el tiempo e intentes poner solución de inmediato.

 

Averiguar el motivo del impago

En el caso de que el retraso en el pago continúe, es recomendable que preguntes al cliente si existe algún motivo que se lo impida. Aquí de mostramos las excusas más habituales de los clientes morosos para no pagar; sin embargo, puede que el impago se deba a una razón de peso. Preguntas como si está satisfecho con nuestro servicio o si existe algún problema técnico por el que no ha podido efectuar el pago nos ayudarán a comprender los motivos del impago. Así, si existe algún inconveniente o contratiempo, podremos negociar con el cliente y ofrecer soluciones que satisfagan a ambos. En caso de no haber ninguno problema, insiste en la fecha y procedimiento de pago de la factura.

 

Ofrecer más tiempo o la posibilidad de pagar a plazos

Puede que el cliente quiera pagar pero esté pasando por un mal momento financiero que se lo impida. En estos casos, una buena opción puede ser darle algo más de tiempo o la posibilidad de pagar a plazos. Tal vez el cliente moroso no sea capaz de pagar en el momento, pero sí en cuotas mensuales más accesibles.

 

Reducir la factura por pronto pago

Especialmente si tratamos con clientes despistados, reducir la factura por pronto pago es una alternativa que puede funcionar muy bien. Pagar antes beneficiándose de un descuento sin deber pagar comisiones por retraso puede ser un gran aliciente. Asimismo, puedes ofrecer un descuento en la próxima factura para incentivarlo aún más.

 

Acudir a una empresa de morosos

¿Quieres cobrar una factura impagada? Acudir a una empresa de morosos puede ser tu solución. No solo te ayudarán a lo largo de todo el proceso de recobro, sino que aumentará la presión sobre tu cliente por la posibilidad de su inclusión en un fichero de morosos. Estas son las ventajas de externalizar la recuperación de deudas.

En Wizu, empresa especializada en gestión de recobro e impagados, te ayudaremos y asesoraremos a lo largo de todo el proceso. Desde los trámites más sencillos hasta los más complejos. ¡Solo cobramos si tú cobras! Te animamos a contactar con nosotros.