Pedir un préstamo para la tarjeta de crédito, pagar el coche, hacer frente a la hipoteca… ¿Te suena? Es bastante habitual que asumamos gran cantidad de deudas que puede llevarnos a perder el control de nuestra economía. Una posible solución es la reunificación de deudas. A continuación te explicamos qué es y cómo funciona la reunificación de deudas.

¿Qué es la reunificación de deudas?

Mediante la reunificación de deudas tenemos la posibilidad de pedir un único préstamo que pagaremos una sola vez al mes con el fin hacer frente a otros préstamos o créditos que hayamos contraído con anterioridad. De esta manera, ese pago mensual será de menor cuantía al pago de los préstamos por individual. Esto es, se trata de un único préstamo hipotecario. A pesar de que tardaremos más tiempo en el pago completo, el interés será más pequeño.

Clases de reunificación de deudas

Cuando hablamos de reunificación de deudas, diferenciamos entre:

Reunificación de deuda con hipoteca

En la reunificación de deudas con hipoteca se trata únicamente el préstamo hipotecario. Es ofrecida por los bancos, el que pone fin al resto de préstamos para la contratación de una sola y nueva hipoteca. Así, podremos alargar el plazo para devolver la hipoteca de nuestra vivienda hasta los entre 30 o 35 años. Esta nueva hipoteca deberá ser inferior al 80% del valor de la casa.

Reunificación de deuda sin hipoteca

Mientras, a diferencia en el caso anterior, en la reunificación de deuda sin hipoteca se unen todos los créditos, pero no la hipoteca. Para esta operación financiera podemos acudir a un avalista, así como a entidades financieras no bancarias. En este caso, tendremos hasta 10 y 20 años para devolver la deuda.

 

Reunificación de deudas e impagos

Dado que los impagos tienen preferencia respecto al resto de deudas, si tenemos impagos la reunificación de deudas puede ser una buena solución. De esta manera, el impago acabará convirtiéndose en una deuda más que deberemos pagar.

Si solicitamos la reunificación a un banco o entidad financiera, deberemos devolver a la misma los gastos derivados de la devolución del impago, así como las demás deudas que podamos tener. Mientras, la entidad será quien entregue el dinero pendiente de pago a nuestra empresa acreedora, además de las multas por haberlo abonado fuera del plazo correspondiente.

 

Funcionamiento de la reunificación de deudas

Como ya hemos dicho anteriormente, en la reunificación de deudas se unifican todas las deudas, por lo que aunque el importe a pagar será mayor, pero dispondremos de más tiempo. El mecanismo es el siguiente:

  • La entidad a la que acudamos, una vez estudie nuestras deudas, se pondrá en contacto con la empresa a la que le debamos dinero para negociar las condiciones, como el plazo de amortización o intereses.
  • Todos nuestros préstamos y créditos anteriores se cancelarán y se unificarán en uno solo, hipotecario o personal.
  • Finalmente, en vez de tener diferentes préstamos de diferentes condiciones, pasaremos a tener un único préstamo de mismas condiciones y mismo plazo de amortización y tipo de interés.