prescriben deudas empresas

En ocasiones, cuando las circunstancias se complican, las empresas contraen deudas con otras empresas privadas o con la administración pública. No obstante, quizás no sepas que, por motivos de seguridad jurídica, todas las deudas tienen una fecha de caducidad, hablamos de los plazos de prescripción de deudas.

El artículo 1.961 del Código Civil determina que las acciones (derecho de reclamación judicial) para la reclamación del pago de deudas tienen un plazo de prescripción establecido por ley. Así, cualquier deuda prescribe con el mero paso del tiempo; una vez agotado dicho plazo, no será posible la reclamación. El motivo es que se considera que si pasado un determinado período de tiempo no ha habido ningún tipo de acción por parte del acreedor, existe falta de interés.

Si has contraído alguna deuda, o eres tú a quién debe dinero, puede que te preguntes: ¿cuándo prescriben las deudas de empresas? ¿Cuáles son los plazos y requisitos de prescripción de deudas?, ¿todas las deudas tienen el mismo plazo de prescripción? A continuación, te explicamos todo lo que debes saber sobre la prescripción de deudas de empresas.

Si tienes una sociedad, y te preocupa su mala situación financiera, te podemos ayudar realizando un cambio de titularidad de la empresa. Te lo explicamos todo en https://wizu.info/como-disolver-una-sociedad-limitada

Requisitos para que una deuda prescriba

Antes de hablar de cómo prescriben las deudas, es preciso explicar la diferencia entre la prescripción adquisitiva y extintiva de deudas financieras o comerciales. Mientras que la prescripción adquisitiva o usucapión es la forma de adquirir un derecho de propiedad de bienes por la posesión continuada en el tiempo; la prescripción extintiva o liberatoria se trata de la extinción de las acciones ligadas a los derechos de contenido patrimonial por el paso del tiempo y la inactividad del acreedor.

Por lo tanto, si lo que te preguntas es ¿cuándo prescribe una deuda financiera o comercial? o ¿cuál es el plazo para reclamar una factura?, a lo que te estarías refiriendo es a la prescripción extintiva, esto es, a la extinción de la obligación y del derecho del acreedor a realizar acciones para su recuperación por el transcurso del tiempo.

Estos son los requisitos para que una deuda prescriba:

  • El acreedor no debe haber ejercido ninguna acción extrajudicial o judicial. Por ejemplo, enviar una carta fehaciente o un requerimiento notarial.
  • El deudor no debe haber reconocido la deuda que se reclama, ni de forma expresa ni tácita.

Interrupción de prescripción de deudas

Como vemos, la deuda prescribirá siempre y cuando el acreedor no haya presentado ningún tipo de reclamación. Si por el contrario, se ha dirigido al deudor, ya sea de forma judicial o extrajudicial, y puede demostrar la reclamación, la deuda no habrá prescrito.

En este caso, tal y como contempla el artículo 1.973 del Código Civil, el plazo de prescripción de la deuda se habrá interrumpido, lo que significa que el contador volverá a 0, esto es, el plazo volverá a contarse de nuevo desde el principio.

Plazos de prescripción de deudas

De forma general, las deudas prescriben a los 5 años. No obstante, los plazos de prescripción de deudas varían según su tipología.

Te indicamos los plazos de prescripción de deudas más habituales:

Deudas con Hacienda y la Seguridad Social

Siguiendo el artículo 66 de la Ley General Tributaria, con carácter general, las deudas con Hacienda prescriben a los 4 años.

El plazo de prescripción de las deudas con la seguridad social es el mismo, 4 años, como determina el artículo 24 de la Ley General de la Seguridad Social.

Esto significa que si la Administración no ha realizado ningún tipo de acción para reclamar el pago que interrumpa el plazo de prescripción, dejará de poder exigirlo.

Deudas bancarias

El plazo de prescripción de las deudas derivadas de préstamos personales, así como las deudas con la tarjeta de crédito, es de 5 años. Este período de tiempo también se aplica a todos los intereses generados por dicha deuda.

Deudas hipotecarias y de alquileres

Las deudas hipotecarias prescriben a los 20 años, contando desde la fecha de vencimiento que previamente se fijó al contratar el préstamo. Pasado este período de tiempo, la deuda con el banco se cancela. No obstante, es habitual que antes de que prescriba la deuda se embargue la vivienda para que pase a subasta.

Mientras, tal y como determina el artículo 1996 del Código Civil, el derecho para exigir el pago del alquiler prescribe a los 5 años.

Deudas de suministros

Las deudas generadas por el impago de las facturas de gas y luz tienen un plazo de prescripción de 3 a 5 años. No obstante, lo habitual es que antes de que prescriba la deuda se corten los suministros del hogar que presenta los impagos.

 

Artículo anteriorLa responsabilidad del administrador de sociedad
Artículo siguienteConcurso de acreedores. Qué es y cuándo solicitarlo.