Saber cómo detectar clientes morosos y evitar impagos dentro de una empresa es de vital importancia, ya que pueden atentar contra la liquidez del negocio. Esta situación puede ser peligrosa para aquellas pymes y autónomos que deban pagar sus gastos corrientes, como a sus proveedores; ya que deberán cobrar según su emisión de factura a tiempo para no tener problemas de caja.

Así, es primordial aprender a detectar a un cliente moroso para que los impagos no afecten al correcto funcionamiento de nuestra empresa. Encontramos diversas herramientas para analizar la posibilidad de impago de un cliente, como comprobar si está incluido en una lista de morosos.

¿Te deben dinero o algún tipo de deuda? En Wizu somos especialistas en gestión de cobro e impagos. Te animamos a contactar con nosotros para ayudarte a lo largo de todo el proceso y que consigas recuperar tu dinero. La reclamación no exige ningún tipo de pago por adelantado, además solo cobramos si tú cobras.

A continuación, te presentamos diversas tácticas que poner en práctica en tu negocio para detectar clientes morosos y evitar los temidos impagos:

 

Contratar un seguro de crédito

Decimos que alguien vende a crédito cuando se entrega un bien o presta un servicio sin que el cliente efectúe el pago en el momento. Esta transacción acarrea bastante riesgo, puesto que las posibilidades de impago aumentan.

En estos casos, puede ser conveniente la contratación de un seguro de crédito. Si el cliente no te llega a pagar, la compañía aseguradora te indemnizará en función de la póliza que hayas contratado. Aclaramos que solo te indemnizarán si tu cliente se encuentra en plena situación de insolvencia. Asimismo, la compañía habitualmente analizará la situación financiera de tus clientes, de manera que mediarán la solvencia de los mismos. Así, el riesgo de impago de los clientes más potenciales a hacerlo estará cubierto por la póliza contratada.

 

Comprobar que el cliente no esté incluido en una lista de morosos

Antes de firmar un contrato con un cliente, es conveniente comprobar que no esté incluido en un fichero o lista de morosos. Así, podremos analizar su historial crediticio para examinar si el cliente tiene probabilidades de no pagar.

Por otro lado, también es conveniente preguntar a otras empresas que ya hayan tratado con el cliente para conocer su probabilidad de impago.

 

Establecer condiciones de cobro convenientes para tu empresa

Especialmente si has montado tu empresa o negocio hace poco tiempo, deberás establecer condiciones de cobro favorables para tu empresa. El objetivo es cobrar tus facturas en el menor plazo de tiempo posible.

Para evitar impagos de tus clientes, es recomendable establecer condiciones de cobro siguiendo los siguientes consejos:

  • Acuerda con el cliente que un porcentaje del pago se efectúe por adelantado y el resto cuando se entregue el producto o preste el servicio.
  • Aunque la ley determina que el plazo de tiempo máximo para abonar una factura es de 30 días, puede ser aconsejable acordar un plazo inferior.
  • Es importante evitar que el cliente presente impagos de manera posterior al plazo en el que tienes que pagar a tus proveedores. Para ello, establece el mismo plazo para pagar la factura que el que tienes con tus proveedores o determina que el pago se realice en la misma fecha que la factura.

Realizar un contrato detallado que sirva como garantía

Quizás por las prisas por cerrar un contrato, a veces lo hacemos de forma oral sin pensar en las consecuencias. Aunque el contrato oral es completamente válido a nivel legal, en caso de reclamación, será más difícil probar las condiciones que con un contrato escrito bien detallado.

Para que cada parte tenga claro los compromisos de cada una y evitar disputas en un futuro, es fundamental redactar por escrito un contrato firmado por las dos partes y que incluya todas las condiciones:

  • Producto o servicio objeto de la compraventa
  • Precio de ese producto o servicio
  • Consentimiento de ambas partes a aceptar las condiciones del contrato

Un contrato escrito bien formulado incluirá todos los datos referentes a la factura, el modo en el que se efectuará el pago, la fecha de vencimiento y los intereses de demora.

Si aun así tu cliente presenta impagos, te explicamos cómo cobrar una deuda. Sabemos que la gestión de cobro de impagados puede ser un trámite complicado y frustrante. Por ello, en Wizu estaremos encantados de ayudarte a lo largo de todo el proceso para que logres recuperar el dinero que te pertenece.